Dicen que los buenos emprendedores comienzan con muy pocos recursos.

Dicen también que los más talentosos saben cómo triunfar sin necesidad de tener grandes financiaciones.

Nosotros decimos que comenzar con financiación externa al final puede acabar con tu proyecto en manos de otros.

Esta semana hemos tenido la fortuna de contar con un experto en Bootstrapping, Jonatan Sánchez, consultor de negocios digitales en MIQO, una consultora estratégica que ayuda a pymes y emprendedores a crecer con sus propios recursos.

Jonatan nos ha enseñado algo que venimos defendiendo en Club de Talentos siempre: «el tiempo es nuestro recurso más preciado».

Así pues será nuestro tiempo el que nos aporte los recursos que necesitamos en el inicio de nuestros proyectos.

Según Jonatan hay algo que es clave en el bootstrapping: la definición correcta de nuestro buyer persona. Es decir, saber a quién vamos a vender nuestros productos o servicios, para poder dirigirnos a él de la mejor forma posible. Lo que viene a ser el «no matar moscas a cañonazos».

Sabiendo cómo es nuestro cliente perfecto, vamos a poder ir a buscarle a los canales donde tenga presencia, vamos a detectar sus problemas o necesidades y le vamos a ofrecer nuestra solución en el mejor momento posible.

¿Cómo conocer mejor aún a nuestro buyer persona? Haciendo entrevistas a posibles clientes potenciales o a personas que ya nos hayan comprado. Cuantos más detalles obtengamos, ¡mucho mejor!

Una última recomendación por parte de Jonatan: el libro «La disciplina de emprender» ¡Prometemos leerlo pronto!

Por último indicar que, al dar las clases online, esta clase ha podido ser aprovechada por nuestros alumnos, tanto de Elche como de Alicante. ¡Algo bueno tiene que tener el confinamiento!