Uno de los aspectos que más reclamamos en Club de Talentos al sistema educativo, es el de que los jóvenes conozcan las leyes y es por ello que, de forma habitual, contamos con expertos en Derecho que nos ayuden a comprender mejor las reglas del juego. Hace unos días tuvimos la fortuna de contar con Raúl Castañeda, CEO de Preico Jurídicos, un experto en temas de usura, con unos inicios muy humildes que no le impidieron llegar a ser un gran empresario, cada vez más mediático y conocido en redes sociales.

Lo primero que nos sorprende de este encuentro es la humildad y la cercanía de Raúl. La masterclass comenzó con una presentación de su historia, de cómo ha llegado a donde está ahora mismo. Sin comenzar a tocar el tema de leyes, que era el objetivo, Raúl ya nos dio el primer aprendizaje, muy importante, por cierto, y es ver cómo atravesó un bache económico importante y volvió a resurgir. No por haber tenido problemas económicos, tenemos que tener la toalla. Si perseguimos nuestros objetivos, podremos conseguirlos.

Raúl está de acuerdo con nosotros en que hay un desconocimiento jurídico general entre la población y él defiende que este conocimiento, si no lo recibimos en la educación convencional, tenemos que ser nosotros quienes nos preocupemos de aprenderlo por otro lado. Entonces, a nuestra pregunta ¿cómo pueden empezar a formarse los jóvenes hoy en día?, Raúl contestaba:

“Es muy buena pregunta, yo tampoco estoy a favor de que en el sistema educativo no se incluya aprender sobre leyes, parece que un pueblo ignorante es más fácil de dominar, pero si esto se aprendiera desde pequeños, la gente cometería menos delitos, porque entenderían mejor cuáles son sus derechos y sus obligaciones. Así pues, todos deberíamos de estudiar la Constitución, que es de donde salen las leyes. Mi hija tiene 12 años y ya ha estudiado la Constitución. Es complicada para los mayores porque juzgamos y buscamos preguntas, pero los niños la aprenden tal cual. Son solo 169 artículos de los que salen 104.000 leyes. Aprender 104.000 leyes es imposible, pero entender el patrón de donde salen, es decir, la Constitución, lo hace más fácil.”

Raúl nos contaba que él y su hija van a comenzar a poner en marcha vídeos educativos explicando los artículos de la Constitución, para que los niños y las niñas empiecen a entender de leyes a edades tempranas. ¡Estamos deseando ver sus vídeos!

De nuevo insistía en que tenemos que estudiar para no ser ignorantes, porque siendo ignorantes podemos ser estafados por gente o empresas que se aprovechan de los demás.

A nuestra pregunta sobre cómo había llegado a ser tan famoso en redes sociales nos comentaba:

“Yo no vendo en las redes sociales. Yo hago vídeos en los que cuento un problema, te doy la solución y si necesitas que te ayude, puedes acudir a mi despacho. La clave está en aportarle valor a las personas, cuando aportas verdadero valor, la gente te busca y confía en ti. Pero hay que ser honesto, porque en cuanto engañes a una persona, ya no contarás con la confianza de nadie.”

También comentamos acerca del concepto estrella sobre el que Raúl tantas veces nos ha advertido en sus vídeos: la usura.

“La usura es muy vieja, existe desde hace muchísimos años, y ocurre porque siempre hay alguien que quiere aprovecharse de los demás. En los temas financieros ocurre mucho, así que como consejo: no vivas por encima de tus posibilidades, no financies nada que no puedas pagar, salvo una casa, claro. Lo demás nunca tenemos que financiarlo. La letra pequeña puede esconder un secreto que nos lleve a la ruina.”

Finalizando la masterclass, preguntamos a Raúl sobre la Ley de la Segunda oportunidad. Su respuesta fue así:

“Esta ley fue impuesta por la unión europea en 2015 porque había personas que tomaban unas decisiones incorrectas que luego no podían echar atrás. Esta ley funciona en otros países como EEUU desde hace muchísimos años. Y aunque os sorprenda, se han aprovechado de ella muchísimas personas, nombres que os sorprendería conocer, como Henry Ford y el mismísimo Donald Trump. Lo importante para las personas es que los abogados les hagan un estudio y sean transparentes con sus clientes, porque no siempre se dan las circunstancias para acogerse a esta ley. En Preico estudiamos cada caso e informamos al cliente sobre si es o no apto. Lamentablemente, hay personas que abusan de esta ley, llamados deudores de mala fe a los que los jueces pueden no conceder el BEPI (beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho).”

Como anécdota final contaros que Raúl se disculpó porque en su vocabulario hay bastantes tacos, así que nos prometió que por cada taco que dijera en la masterclass, nos compraría un ejemplar de nuestro libro “Supervivientes del sistema educativo“… Media hora después de terminar la clase, nos llegó un pedido de 21 libros… A esto le llamamos tener palabra. Y es que Raúl dirá tacos, pero es un hombre de palabra, con un fondo de buena persona que sorprende hoy en día acciones como las que está llevando a cabo.

Gracias, Raúl y Estíbaliz por regalarnos este conocimiento y por ser como sois. No cambiéis. Seguid ayudando a tantas personas.

error: Contenido protegido